Empatizar con el usuario para garantizar el éxito de un app móvil

3883611573_3f2b84a4b5_b1


Las aplicaciones móviles están cambiando nuestra forma de contactar con el mundo. Prácticamente cualquier tarea informática o de comunicación que imaginemos la podemos realizar a través de una aplicación móvil.

La competencia en el mercado de apps es tal que los diseñadores y las empresas de tecnología deben aprender cómo aprovechar el gran potencial que tienen estas herramientas para atraer a clientes con eficacia, así como optimizar sus procesos.

Experiencia de usuario o como conseguir que crezca o muera una aplicación móvil

La experiencia de usuario es el conjunto de técnicas que se diseñan para que el usuario de los productos tecnológicos tengan un acceso cómodo y satisfactorio a dicho producto tecnológico. Uno de los grandes errores del proceso en la experiencia de usuario tradicional es que las empresas han pretendido la conversión del mismo proceso de negocio offline en una app, sin caer en la cuenta de que el comportamiento y la necesidad de los usuarios de aplicaciones móviles es muy diferente.

En la actualidad, muchas empresas e instituciones están formando profesionales en la experiencia de usuario, como es el caso del Instituto de Formación Continua de Barcelona (IL3),  que ofrece un curso de user experience donde se ofrecen conocimientos básicos para liderar procesos de creación e ideas claves sobre la experiencia de usuario, el diseño o la funcionalidad de las herramientas digitales entre otros aspectos.

Consejos para conseguir una experiencia de usuario eficaz

El primer punto obligado de un diseñador web o de aplicaciones móviles es que la velocidad es importantísima, los usuarios prefieren una herramienta rápida que una herramienta que se recree en su espectacularidad. Lo simple siempre es mejor.

Lo comentábamos en el título, y no sin razón. Las apps son, al fin y al cabo, herramientas que facilitan la vida de los usuarios o les ofrecen entretenimiento. Por tanto, conocer cómo va a utilizar el usuario la app es fundamental. Es importante jeraquizar y priorizar los contenidos para que el usuario no se pierda buscando la información y se canse de la app.

Otro aspecto importante es no olvidarse de los casos de error. En muchas ocasiones, los diseñadores pasan mucho tiempo y dedican mucho esfuerzo en conocer el funcionamiento correcto de una aplicación, pero obvian los casos de error, que son los que finalmente frustran al usuario una vez que la app ha salido al mercado.

Por último, y aunque pueda suponer una tentación para los diseñadores, es mejor no utilizar vocabulario técnico, sino conceptos que sean asimilables por los usuarios, términos que les resulten familiares, un lenguaje cálido, conciso y fácil de entender.

Compartir en Google Plus

Acerca de lizondo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios